Lo que nadie te ha dicho: 3 grandes cambios que vendrán luego de terminar el confinamiento

Lo que nadie te ha dicho: 3 grandes cambios que vendrán luego de terminar el confinamiento

¿Qué pasará después? ¿cambiaremos nuestra forma de relacionarnos? ¿La economía entrará en crisis? Estas preguntas son las que a diario recorren las calles del mundo, que ni médicos, ni presidentes, ni científicos, ni economistas, ni educadores, han logrado responder. Y es difícil de hacerlo porque el estado de emergencia en el que nos encontramos se encuentra inmerso en la incertidumbre. Incertidumbre que va más allá de una crisis sanitaria común, este nuevo virus atacó el nuevo año como una de esas tormentas inesperadas, que llegan para arrasarlo todo.

 

Sin embargo, en lo que muchos expertos coinciden es que la batalla contra el coronavirus no finalizará cuando se levante el estado de alarma, ni cuando podamos volver a nuestra cotidianidad.

 

El virus ha tenido hasta ahora un efecto indiscutible sobre la economía y la educación a nivel global, el pánico colectivo desatado por el Covid-19 deja un balance poco alentador en materia monetaria, y ha puesto a empresas, gobiernos e instituciones a reestructurar muchos de sus procesos a través de herramientas tecnológicas, lo que hoy nos permite comunicarnos con otros más allá de las barreras físicas.

 

Una vez que termine la lucha contra la pandemia, empezarán batallas entorno a los sistemas políticos, económicos y culturales de las naciones. Esto cambiará por completo los hábitos de los ciudadanos, obligando a todas las personas a adoptar nuevos hábitos y así mismo, cambiará su psicología como consumidores pues indiscutiblemente, de ahora en adelante, nos acostumbremos a hacer muchas cosas y a preferir otras por encima de las que estructuralmente han sido concebidas.

 

Al lado de nuestro equipo hemos identificado 3 grandes cambios que vendrán después de esta pandemia en cuanto a la dinámicas sociales y culturales. Deseamos que tú los conozcas para que entre todos empecemos a construir nuevos modelos de negocios, que sean rentables y que vayan a tono con los desafíos del mercado, aún más conociendo la realidad actual que atravesamos, y yendo más allá de lo que es la pandemia.

Quizás te pueda interesar: curso de emprendimiento e innovación

1. Construcción y fortalecimiento de negocios digitales:

Este es un espacio en el que muchos ya han estado incursionando, pero, aún queda mucho camino por recorrer pues mientras más aumenta el acceso a internet, más crecen los negocios en línea.

Hoy en día, las personas gastan más dinero online que de forma presencial. El crecimiento de la economía digital ha hecho que la gente esté más familiarizada con los productos y servicios digitales, lo que ha llevado a las compañías a buscar nuevas ventajas competitivas en el entorno digital.

Esto, obviamente, se convierte en la primera ventaja de hacer parte de un negocio digital ya que tu negocio se adaptará a la tendencia actual del mercado.

La mayoría de las empresas digitales se centran en la creación de valor en las nuevas fronteras para su negocio principal, o utilizan la tecnología digital para impulsar el crecimiento, los ingresos y el rendimiento de formas que serían imposibles con los modelos tradicionales.

 

2. Adiós pagos en efectivo

El coronavirus ha implantado también el método de pagar, tanto que la preferencia de las personas es comprar en línea o para con tarjetas, el dinero en efectivo está pasando a la historia. Incluso las tiendas más reacias a este tipo de pagos han empezado a aceptarlos e incluso a priorizarlos, puedes encontrar varios establecimientos en tu barrio que ya aceptan cualquier forma de pago incluyendo el pago electrónico. Hace unos años esto habría sido impensable y molestoso para gran parte de la sociedad.

Los pagos de esta manera han ido progresivamente aumentando, pero por el momento se veía como uno de los cambios que demoraría un poco más en ser adaptado por las personas y no tanto como algo que ya está revolucionado por completo el mercado.

Además, este salto al pago no en efectivo está potenciado por el crecimiento del comercio electrónico, que se ha convertido en un elemento al alza durante estos tiempos de cuarentena. 

 

3. Compra de productos necesarios, útiles   y amigables con el medio ambiente

Este gran cambio viene de los grandes porcentajes de dinero que están destinando los hogares a compras prioritarias como desinfectantes, comida alta en vitamina y la racionalización de la misma, debido a que es necesario comprar únicamente lo necesario para que la escasez de productos alimenticios no se sume a esta eventualidad. Las pautas de consumo que han crecido durante la crisis lo seguirán haciendo después de que la emergencia pase.

 

Este aprendizaje nos ha llegado a experimentar los más grandes retos como humanidad porque esta pandemia nos afecta a todos, no entiende de fronteras, ni de barreras espaciales. Actualmente estamos unidos por el presente que necesariamente definirá un futuro para todos. Así, con esta crisis no solo se está poniendo a prueba nuestra solidaridad y capacidad de resiliencia, sino que ya están siendo reales una serie de cambios que veíamos muy lejos y que sin duda han llegado para quedarse, como la educación online y los pagos en línea.  

En The Biz Nation tenemos una oferta gratuita de 15 cursos online que puede interesarte, haz clic aquí para saber más de nuestra oferta. 

Si tras vencer a este enemigo común que hoy nos une, queremos construir un futuro sostenible debemos convertir las duras lecciones de estos últimos meses en oportunidad. Estamos respondiendo a un fenómeno nuevo, que es invisible y que nos sitúa ante una realidad basada en equidad para todos.

 

El mundo se está concientizando una vez más la necesidad de cuidar el medio ambiente y consumir productos que alarguen nuestra calidad de vida. Esta visión nos lleva a analizar, reflexionar y actuar colectivamente sobre los contextos que se nos presentan naturalmente, detectando las mejores herramientas para acelerar la transformación sostenible a la que nos convocan los objetivos de desarrollo sostenible del 2030 y a la que sin duda, 10 años antes, nos convoca el Covid-19.

 

Es momento de entender que sucederá un día después de que podamos volver a las calles, todo esto tiene que ir más allá de un sacrificio, tiene que asimilarse como un periodo de adaptación para nuevos cambios, hacia sociedades más preparadas, sostenibles y solidarias.

Después del día 0, la tecnología y la solidaridad, se adueñarán por completo de nuestra capacidad de relacionamiento. Sigamos construyendo puentes imaginarios pero reales, a través de esta gran red global que nos acerca a nosotros mismos y a los otros.

 

 

April 7, 2020