Emprendedor: ¿Miedo o reto?

Emprendedor: ¿Miedo o reto?

¿Cómo emprender si tengo miedo? ¿Qué hacer ante los retos? ¿Cuál es el valor diferencial de mi emprendimiento en el mercado? Hay muchas preguntas que esperamos puedas resolver a lo largo de este blog.

Lo cierto es que, en este gran e incierto camino del emprendimiento vivirás en un constante cambio de estrategias y métodos, tendrás que entrar y salir de tu zona de confort cuantas veces sean necesarias hasta que encuentres la mejor forma de aumentar tu visión y con ello, tus ingresos.

 

En los últimos años el emprendimiento ha alcanzado posicionarse como uno de los principales motores de crecimiento económico, desde el 2012 las políticas públicas en pro del sector emprendedor han ido en aumento y en constante expansión. Incluso, según el informe publicado por la OCDE, la percepción de América Latina como lugar para emprender e innovar gana cada vez más fuerza.

 

Grandes estudios demuestran que el emprendedor ha llegado para quedarse, generar e incrementar a nivel mundial los índices de empleo. ¿Son necesarios? ¡Sí! Tú emprendimiento lo es, tú empresa lo es y tus ganas lo son aún más.

 

El emprendedor debe ser independiente, creativo, propositivo, motivador e intuitivo. No solo promueve, sino que arriesga, intenta, pierde y a su vez, gana. ¿Crees que tienes una buena idea que puedes compartir y aplicar, pero tienes miedos para iniciarlo? Hoy vas a conocer miedos que se convierten en retos y retos, que se sobrepasan.

 

Si tienes tú propósito claro, la magia empieza a suceder y los retos son vistos como oportunidades. Descubre 6 miedos claves que puedes convertirlos en retos:

 

1. Miedo al cambio

En muchas ocasiones nuestra zona de confort nos limita, imposibilitando nuestra participación en nuevos escenarios. Debes saber que el 90% de la aceptación al cambio dependerá de ti. Debes estar dispuesto a mirar objetivamente cómo los rumbos y desvíos te llevan al cumplimiento de tú gran objetivo, aunque a veces sea difícil de reconocer.

 

2. Miedo a lo desconocido y a tomar riesgos

Ser emprendedor es un reto persistente y diario, nunca vas a tener la posibilidad de evitar la toma de riesgos y de aprender sobre lo desconocido. Incluso, hasta el mayor emprendedor tuvo que aprender entre recelos y rabietas, que los riesgos te permiten determinar si tu idea o metodología funciona y si no, estarás listo para corregir los inconvenientes. Una persona dispuesta a enfrentar riesgos en el ambiente de negocios tiene más probabilidades de probar algo nuevo.

 

3. Miedo de tener demasiados gastos

Este es uno de los miedos más comunes, porque las deudas y la inflación desvían el norte, para muchos nuevos emprendedores resulta muy difícil este tema. Pero queremos que estés consciente que incluso para los emprendedores más experimentados resulta cpmplejo este tema. Aquí lo más importante es que exista una planificación y un buen manejo de las finanzas internas. Si tú no eres experto en ello, reúnete de quienes sí lo sean, construye un equipo de trabajo confiable y experimentado en el tema financiero, verás que junto a las personas correctas nada es tan complicado.

Quizás te puede interesar: curso de emprendimiento e innovación

 

4. Miedo de decepcionar a quienes amas e incluso, a tu equipo de trabajo

Cuando estás a cargo de personas pues esas personas se convierten en parte fundamental de tu camino y al ser responsables de ellos queremos dominarlo todo y cuando no resulta, la culpa nos juega malas pasadas y la decepción se apodera de nosotros. Es bueno pensar en los demás, pero intenta que ese miedo se convierta en la fortaleza de hacer las cosas lo mejor posible, no de evitarlo.

 

5. Miedo a equivocarte y fracasar

Soy muy mayor para iniciar, esta idea no va a funcionar, voy a quedar en bancarrota, mis hijos se quedarán sin nada, estas y muchas otras frases son las que rondan por la mente, cuando queremos iniciar e incluso, apostarle a un nivel mayor en el campo.

El punto está en saber que como emprendedor, estarás expuesto al fracaso y a la equivocación, sin importar qué tanto te esfuerces, puede que haya situaciones en los que no dependerá de ti el éxito total de una venta o una inversión. ¡Mira el fracaso como el primer paso para comenzar un nuevo propósito empresarial! Aprende de ello y no dudes jamás de las corazonadas, del impulso que te mueve y del temblor de los pies que te dicen que sí, aunque el mundo entero esté diciéndote que no.

 

6. Miedo a decidir

Puede que te cueste mucho tomar una decisión, pero como emprendedor debes empezar a desarrollar está cualidad porque serás el líder de tu empresa. Y en muchos espacios las oportunidades surgen de inmediato y toca actuar de forma decisiva. Intuitivamente podrás reconocer cuál es la oportunidad porque tu visión y propósito se unirán a ti en una sola voz. Puede que te equivoques ¿y qué? se trata de aprender, ¿no lo crees?

Mantente con todos los sentidos alertas para captar las oportunidades de negocio, abre tus ojos a todo lo que involucre al mercado desde las tendencias hasta las necesidades, gustos y preferencias.

 

¿Tienes interés, pero no sabes por dónde empezar? Para enterarte más del tema, lee nuestro blog Modelo Canvas: emprende y organiza tus ideas.

 

Nuestro consejo principal en este blog es que no dudes de innovar y arriesgarte, aún con los miedos comunes que atan cualquier idea. Este camino es una aventura con altos y bajos momentos, pero el aprendizaje es la mayor experiencia que puedes adquirir. Para un emprendedor, no existe el fracaso, sólo experiencias. Por eso es capaz de crear proyectos una y otra vez sin miedo.

 

En The Biz Nation creemos en que el emprendimiento y la innovación deben ir muy conectados por ello en marco de la #SGE2019 relanzamos nuestro curso de Emprendimiento e innovación si tienes una idea de negocio y quieres convertirlo en una empresa real ¡Este es el momento oportuno para conocer nuestro curso!

 

November 20, 2019