10 prácticos consejos para ser inteligente en tus finanzas personales

10 prácticos consejos para ser inteligente en tus finanzas personales

Saber tomar decisiones financieras es un arte que muchas personas quisiéramos tener. Pero ante la economía del consumo y la inmediatez del siglo XXI sabemos lo complejo que puede ser planificar gastos, ahorros o dejar de estar atados a los jefes y comenzar un negocio propio. 

Lo que queremos que aprendas a través de estás líneas es que sí es posible arriesgarte a tener finanzas personales estables, incluso si tus ingresos son muy pocos. Para Robert Kiyosaki, experto en inteligencia financiera, la libertad en tus finanzas es un proceso mental, emocional y educativo, por eso en estos 12 sencillos consejos queremos que aprendas cómo ser inteligente en tus finanzas y obtener los hábitos necesarios para que con el tiempo, tu dinero rinda más y puedas utilizarlo para las actividades que más te apasionan. 

 

1. Aprende más sobre educación financiera

Tu nivel de conocimiento sobre educación financiera estará directamente conectado a tus ingresos y gastos. Hay personas que se enfocan en recibir el dinero y se les olvida dedicarse a la planificación del mismo, 3 de cada 5 personas reducen sus ingresos por no saber cómo utilizarlo. 

 

¡En The Biz Nation tenemos un curso  donde aprenderás todo sobre las habilidades que puedes desarrollar para controlar tus finanzas personales y sobre la manera ideal de manejar, controlar y administrar tu dinero! nuestro curso de inteligencia financiera con Adam Quevedo,  banquero de JPMorgan Chase en el área metropolitana de Atlanta.

 

No dejes de un lado aprender sobre educación financiera e intenta adquirir conocimientos que te permitan tener dominio sobre las mismas.

 

2. Establece tus metas y tenlas claras a la hora de pensar en tus finanzas

Desarrolla planes estratégicos que te permitan cumplir las metas que te propones. Puedes empezar por estipular el tiempo que te falta para cumplir la meta y los costos que te pueden surgir a lo largo de ello.

 

Debes aprender a calcular cuántas semanas o meses hay para la fecha en que deseas alcanzar tu objetivo, luego, trata de dividir el costo estimado por el número de semanas o meses. Esa es la cantidad que necesitas ahorrar cada semana o cada mes para tener suficiente dinero guardado.

 

3. Apunta tus gastos fijos

Cuando pensamos en gastos fijos en muchas ocasiones tiende a ser complejo.  Pero es más sencillo de lo que crees, los “gastos fijos” son aquellos que pagamos sin falta cada mes, como los servicios públicos, la comida, la renta de la casa, incluso aquellas deudas que tienes adquiridas por cuotas. 

 

Hay varias maneras de realizar un control óptimo para que la información de tus gastos esté al día siempre, puedes utilizar herramientas como una hoja de cálculo en Excel o en Google Drive, ya que además de guardarse, los cálculos de los gastos e ingresos  son exactos. 

 

4. Separa al menos el 10% de tus ingresos cada mes

¿Sabes aquel pago que no sabías que te llegaría, como bonos o algunos beneficios?, esos son el 10% de ingresos que debes ahorrar cada mes, incluso si ganas un sueldo fijo mensual. Si trabajas de forma independiente ese porcentaje se separa de todas tus ganancias del mes. Como este dinero extra es una sorpresa para ti no lo perderás cuando llegue el momento de pagar las facturas ni te hará falta.

 

El objetivo aquí no es sólo ahorrar el dinero por un período de tiempo hasta poder gastarlo en algo que realmente quieras sino aplicar ese valor para que pueda rendir intereses y convertirse en un patrimonio en el futuro. Diseña un presupuesto sólido que te permita monitorear tus gastos y poder planear cómo vas a empezar a ahorrar.

 

5. Ten un presupuesto promedio

 

Debes saber con cuánto dinero cuentas en el mes y de la misma forma, cuales son los gastos, así podrás evitar sorpresas desagradables a la hora de planificar tu mes financieramente.

 

6. Trata en lo posible de no pedir financiaciones y evita utilizar tu tarjeta de crédito 

 

Sabemos que no siempre es posible pagar en efectivo, pero siempre que quieras realizar un préstamo bancario o debas debitar, ten en cuenta que los plazos sean los más cortos posibles y elige asertivamente quién tenga la menor tasa de interés. 

 

Por otro lado, las tarjetas de crédito representan una gran comodidad para todos, son el método que utiliza el consumismo para hacernos endeudar de forma más ágil, además de ser el método de pago más común utilizado en el siglo XXI. 

 

Si no quieres pagar y perder dinero que puede ser utilizado de forma extra, evita usarla cuando tengas efectivo a la mano, sin ningún tipo de interés o cuota de manejo gastando así más de lo que pagarías si pagaras por efectivo. 

 

7. Paga tus deudas lo antes posible

 

Lo mejor para que tus deudas disminuyan es pronosticar el tiempo del préstamo, así puedes ver de qué forma disminuirlo para reducir la duración del contrato y, por supuesto, los intereses, que son lo que más reduce el ingreso mensual de tu actividad financiera.

 

8. Utiliza efectivo para pagar tus gastos 

 

Para Kiyosaki no debemos comprar lujos hasta que hayamos adquirido los activos necesarios para hacerlo, y aunque puede sonar muy común, no lo es. 

 

En ocasiones, gastamos dinero que no tenemos y por ello empiezan las deudas, los intereses y el uso de tarjetas de crédito de forma indebida. En este caso lo mejor es tratar de comprar cuando tengas el dinero en efectivo para hacerlo. 

 

9. Mantén un fondo de emergencia para los imprevistos del mes

 

Antes de comprometer tus ahorros o cualquier dinero extra en objetos o servicios que no son necesarios, asegúrate de tener un fondo de “emergencia”. Ojo, no del ahorro, este debe ser exclusivamente para imprevistos del hogar o cualquier tipo de situación de gravedad en la que necesitaras garantizar que podrás disponer rápidamente de un dinero establecido.  

 

10. Registra tu movimiento financiero al finalizar el mes

 

Mantente al tanto de tus cuentas bancarias, revisa tu herramienta de Excel o drive y finaliza el mes sabiendo que gastos evitaste, que inflación tuviste o qué exactamente sucedió con el dinero. La principal idea con esto es que puedas comparar cada mes y ver de qué manera puede aumentar tú productividad en las finanzas. 

 

Con estos 10 consejos puedes empezar a notar como planificar y ejecutar tus finanzas puede ayudarte a seguir creciendo en ellas de la misma forma. Al seguir de cerca los movimientos financieros, las entradas y salidas de dinero, los ingresos y egresos, asumes un control en ellas que te permite tomar decisiones mucho más acertadas.

 

¿Quieres seguir aumentando tu conocimiento en finanzas y lograr de forma inteligente que tus ingresos no disminuyan? ¡Esta es tú oportunidad de aprender!

 

En pocos días tendremos un webinar totalmente gratuito para ti, a  través de él queremos que las personas aprendan el uso adecuado para alcanzar finanzas personales óptimas. Además, buscamos empoderarte a través de herramientas prácticas sobre inteligencia financiera para que sepas manejar, controlar y ahorrar tu dinero de forma mucho más efectiva. ¡Puedes inscribirte haciendo click aquí y hacer parte de este gran evento lleno de aprendizaje!

 

Te puede interesar: Tips de finanzas personales para millenials

October 7, 2019