10 medidas para incrementar la seguridad informática de tu empresa

10 medidas para incrementar la seguridad informática de tu empresa

Los datos son uno de los recursos más relevantes de una empresa, ya que se encargan de conectar cada una de las áreas del negocio, unificar los procesos y guiar la productividad hacia la dirección correcta.


Ahora bien, ¿Qué es la seguridad informática? Es el proceso de prevención, detección de acceso y de mal uso eventual a sistemas informáticos y sus recursos por parte de terceros, anónimos e incluso de personas pertenecientes a la misma organización. Actualmente, este término abarca una serie de medidas y se emplea como seguridad de la información. ¿Por qué? porque la información es valiosa y debe ser protegida de forma adecuada.


El poco y mal uso de sistemas de información privados y de los recursos internos puede traer consecuencias en todas las áreas de la organización, tanto productivos como financieros. Es por ello que, la seguridad informática debe estar enfocada en prevenir las amenazas y los riesgos a estos sistemas de información internos.


Según datos relevantes de Southern New Hampshire University, los encargados de seguridad informática en las empresas, un 62% dice sentirse medianamente seguros o nada seguros respecto a los sistemas informáticos de las organizaciones en que se desempeñan, mientras solo un 7% dice sentirse extremadamente seguro.

En consecuencia, las compañías están haciendo un esfuerzo en asignar mayores fondos de su presupuesto hacia la seguridad informática, una tendencia empujada por los expertos en amenazas de ciberseguridad ante los siempre cambiantes ataques informáticos.


A continuación queremos presentarte 10 medidas que te permitirán incrementar la seguridad informática de tu organización: 
 

1. Instala un software de antivirus confiable: Este es un requisito básico de cualquier sistema de seguridad cibernética. Por otro lado, el software antimalware también es esencial para trabajar como una frontera ante la defensa de ataques no deseados y sirve para detectar y eliminar virus, malware y, además, explorar y filtrar las descargas y correos electrónicos que pueden ser dañinos.
 

2. Utiliza contraseñas complejas: La mayoría de las aplicaciones basadas en un ordenador y la web requieren una clave para acceder a ellas. Es importante asegurarse de crear contraseñas complejas para que sea difícil hackers, por ejemplo, usar un espacio antes o después de las contraseñas es una buena idea.
 

3. Protege con Firewall: Es un sistema que te ayudará a proteger el tráfico de red y te servirá para impedirle a los hackers atacar tu red bloqueando ciertos sitios web. También puede programarse para que el envío de datos de propiedad y correos electrónicos confidenciales de la red de tu empresa esté restringido.
 

4. Instala software de cifrado: Si gestionas datos relativos a tarjetas de crédito, cuentas bancarias y números de la seguridad social en una base de datos, tiene sentido tener un programa de cifrado para mantener los datos seguros cambiando la información del ordenador a códigos ilegibles. De esta forma, incluso si se roban los datos, será inútil para el hacker, ya que no tendrá las claves para descifrar los datos y descifrar la información.
 

5. Ignora los correos electrónicos sospechosos: No abras ni respondas correos electrónicos de aspecto sospechoso, incluso si parecen ser de un remitente conocido. Si abres el correo electrónico, no hagas clic en enlaces sospechosos ni descargues archivos adjuntos. Si lo haces, puedes convertirte en una víctima de robo de dinero y de identidad online, incluyendo las estafas de phishing (son los que parece que proceden de remitentes fidedignos, como un banco o alguien con quien puedes haber hecho negocios). A través de ellos, los hackers intentan adquirir tus datos privados y financieros, como datos de cuentas bancarias y números de tarjetas de crédito.
 

6. Limita el acceso a datos críticos: En las empresas, el número de personas con acceso a datos críticos debe ser mínimo, el director de la empresa y ciertas personas de confianza.
 

7. Haz una copia de seguridad o backups: Por ejemplo, realizar una copia de seguridad de los datos en un disco externo o en la nube, o programar copias de seguridad automáticas -cada semana- para garantizar que la información se almacene de forma segura. 
 

8. Vigilar y proteger la red: Para proteger la red Wi-Fi de infracciones por parte de piratas informáticos, hay que cambiar el nombre de su punto de acceso inalámbrico o enrutador, también llamado Identificador de conjunto de servicios (SSI)
 

9. Portátiles y Smartphones seguros: Los ordenadores portátiles y los smartphones contienen una gran cantidad de datos valiosos, y esa es también la razón por la que están en un mayor riesgo de perder datos o de que se roben. La protección de ambos dispositivos implica encriptación, protección por contraseña y habilitación de la opción de limpieza remota.
 

10. Comunicar políticas de seguridad cibernética a los empleados: Tener una política escrita de seguridad informática puede no ser suficiente, tiene que asegurarse que sus detalles sean comunicados y entendidos por los empleados para que puedan ponerlos en práctica. Esa es la única manera de hacer efectivas estas políticas. También hay que realizar la modificación periódica de estas políticas en función de la relevancia de los contenidos.

 

En definitiva, la seguridad informática en las empresas y la seguridad de la información es algo importante. Las herramientas ya descritas deben estar dirigidas al análisis constante y a la ejecución proactiva para detectar vulnerabilidades en la empresa, esto podrá llevarlo a cabo realizando mediciones desde una plataforma digital en la que puede visualizar los distintos procesos de la organización. 

 

¿Te gustaría entender más sobre la ciencia de los datos y de la seguridad informática? En The Biz Nation tenemos un brochure corporativo en amplias temáticas. Para más información haz clic aquí.

August 3, 2020